Construcción Sostenible

El ahorro energético de las construcciones sostenible generalmente supera cualquier costo adicional de diseño y construcción, y la inversión se recupera en un periodo razonablemente corto. Como empresa homologada para el Programa de Construcción sostenible de la Junta de Andalucía, tramitamos tu solicitud.

Las construcciones sostenibles han demostrado que se puede ahorrar dinero mediante la reducción en el consumo de electricidad y agua y con costos operacionales y de mantenimiento más bajos a largo plazo. El ahorro energético de estos proyectos generalmente supera cualquier costo adicional de diseño y construcción, y la inversión se recupera en un periodo razonablemente corto.

Mediante este tipo de construcción se resuelve parte de la problemática de los elevados costes energéticos actuales con medidas tales como: aislamientos en paredes y techos, instalaciones de equipos que permitan ahorros energéticos en generación, distribución y consumo y  mejora en los cerramientos o ventanas.

Como empresa homologada para el Programa de Construcción sostenible de la Junta de Andalucía, tramitamos tu solicitud.

Obras de adecuación energética de edificios para conseguir su mejor comportamiento térmico y/o condiciones de iluminación natural, entre las que se encuentran:

  • Revestimiento de cerramientos y cubierta con material aislante térmico
  • Proyectado de material aislante desde el exterior
  • Disposición de aislamiento en suelos en contacto con el terreno o con espacios no habitables
  • Insuflado de material aislante en huecos de muros externos
  • Renovación de ventanas, con la inclusión de nuevas ventanas de alto aislamiento térmico
  • Disposición de protectores solares, incluso toldos
  • Incorporación de elementos que permiten la iluminación natural, como nuevos huecos acristalados o ventanas
  • Demolición de tabiques que impiden el paso de la luz natural, con o sin incorporación de tabiques de pavés o tabiques divisorios (mamparas)

Instalaciones energéticamente eficientes en la edificación e  infraestructura, eléctricas o térmicas, que permiten el ahorro de energía en la generación, distribución y uso de la energía, así como el aprovechamiento de energías renovables, entre las que se encuentran:

  • Instalaciones solares para generación de agua caliente
  • Instalación de calderas de biomasa para las necesidades térmicas del edificio
  • Instalación de luminarias y lámparas existentes en el interior del edificio por otras de mayor eficiencia energética
  • Instalaciones de climatización e instalaciones de refrigeración
  • Instalaciones de equipos fotovoltáicos para la generación de electricidad.