Para denunciar la situación de nuestros océanos y concienciar sobre el cambio climático ha llegado al puerto de Barcelona el emblemático barco de Greenpeace, el Rainbow Warrior.

El barco recalará también en Málaga el 13 de julio y ofrecerá jornadas de puertas abiertas los 14, 15 y 16 de julio para que la gente comprende cómo se desarrolla la vida a bordo de este barco ecologista y cuáles son las soluciones que se proponen para contribuir a acelerar el cambio en el sistema energético.

Su objetivo es el de concienciar y conseguir compromisos más ambiciosos contra el cambio climático, así como promover la participación de la ciudadanía en la transición energética necesaria para frenarlo. Es por ello que este buque surcará las aguas del continente europeo bajo el lema ‘Cambia la Energía, no el Clima’.