Hamburgo lleva siendo desde hace unos años el referente verde de las ciudades europeas. Lo que no deja de sorprendernos, ya que es la segunda ciudad más poblada de Alemania con 4,3 millones de habitantes, de los cuales 1,8 millones viven en el centro de la ciudad.

Si comparamos su situación con el resto de ciudades europeas de tamaño similar, Hamburgo bate el record de la sostenibilidad ambiental. Así lo avala el crecimiento de 4.700 hectáreas más de bosque que hace cien años.

La ciudad alemana no se queda  corta en cuanto a ambiciones de futuro y espera llegar a una reducción del 40%  en las emisiones de CO2 para el año 2020 y en un 80% para 2050.

¿Cuáles son las claves del éxito de su política de sostenibilidad? Estas son algunas de ellas:

En primer lugar es innegable la conciencia ambiental de sus ciudadanos, que se traduce en compromiso por parte de las empresas y las administraciones. Las zonas verdes como los parques y los bosques ocupan el 16,8% del término municipal, lo que permite al 89% de la población vivir a menos de 300 metros de un parque.  A diferencia de lo que se podría llegar a pensar, esto no supone un problema de comunicación ya que el 99% de los residentes tienen a menos de 300 metros de su hogar una parada de transporte público. Esto se debe a que la ciudad cuenta con 11.657 kilómetros de líneas de autobús, con más de 10.426 paradas.

En este mismo sentido, el agua está integrada en la oferta de ocio y trabajo, ya que no solo se instalan terrazas a la orilla de cursos de agua, sino que existen líneas de transbordadores del río Elba útiles para la movilidad de los trabajadores.

En esta pretensión de integrar la vida de la ciudad  en el medio, encontramos el objetivo de conectar los espacios de ocio, deporte y hasta los cementerios, de forma que se pueda acceder a cualquier espacio a pie o en bicicleta y que se favorezca el tránsito de las especies.

Por otro lado, desde el sector privado se han llevado a cabo más de mil proyectos con inversiones voluntarias en materia de eficiencia energética y uso responsable de los recursos, desde el Programa de Empresas por la protección de recursos. De esta forma, las empresas invierten diez euros más por cada euro que aporta el gobierno local, lo que ha permitido recaudar varios millones de euros y ahorrar 134.000 toneladas de emisiones de CO2 al año.

No obstante, es la alianza entre el gobierno y el sector privado lo que posibilita continuar con este camino hacia la sostenibilidad. Así lo hace Hamburgo Eco-Partnership, una sociedad en la que se incluye el sector comercial y el gobierno local, cuyo objetivo es fomentar que las empresas e instituciones tomen medidas de responsabilidad social y no se queden solamente en lo estrictamente obligatorio.

En cuanto a la responsabilidad del gobierno, podemos hablar del ahorro de  3,4 millones de euros  en electricidad al año, gracias a las 200.000 bombillas de bajo consumo instaladas en 400 edificios públicos y de su última iniciativa en reducción de plástico.

En este sentido, Hamburgo ha puesto en marcha la “guía de la compra verde” en la que se incluyen alternativas sostenibles de consumo, así como normas ambientales que deberán llevarse a cabo desde la gestión pública. Asimismo, se proponen alternativas a los coches de empresa y se pondrá un servicio de bicicletas o transporte público a disposición de los funcionarios.  De esta forma, también queda restringido el uso de determinados productos en las administraciones públicas como el agua embotellada, el papel, los platos desechables, las capsulas de café o los productos de limpieza que contienen cloro.

Este modelo de reciclaje permitirá ahorrar 51,9 millones de litros de agua y 285 toneladas de dióxido de carbono emitido a la atmósfera.

Como conclusión podemos extraer la necesidad de un pacto entre el sector público y privado, que pase por una concienciación ambiental de la totalidad de la sociedad y un compromiso de todas las partes para caminar en el mismo sentido del desarrollo sostenible. Esperamos que Hamburgo sirva como precedente y ejemplo para el resto de ciudades europeas.